10 Platos que no puedes perderte en Praga

comida tipica praga

10 platos que no puedes perderte en Praga

Cuando tuve la oportunidad de visitar Republica Checa, desde que bajé del avión me plantee degustar los 10 platos típicos que no puedes perderte en Praga, había escuchado muchos elogios de la exquisita gastronomía de la región, y no pensaba perderme vivir esa experiencia una vez estuviera en el lugar.

¿Qué puedes comer en Praga?

Las opciones de comida en Praga son infinitas, había una selección de platos que siempre eran recurrentes. Así que tomé nota de cada uno de los que tenían mayores comensales:

Goulash

Caminando los callejones céntricos de Praga por Kzhna, nos podemos encontrar uno de los sitios más acogedores con los que me crucé: el Restaurace Mlejnice. Con un ambiente rústico pero muy cálido al mejor estilo de la taberna checa, entrar en este sitio es otro nivel y te voy a explicar por qué.

Desde que me senté, recibí las mejores atenciones de su personal, quienes me hicieron sentir en casa. Además, les pregunté cuál era la comida más típica de Praga que podría probar de su menú. Inmediatamente me mencionaron su sensacional Goulash, y quedé enamorado de inmediato con su pasión por este plato.

Cada uno de los ingredientes son una composición artística del plato. Por ello, es uno de los 10 platos que no puedes perderte en Praga. La deliciosa carne de ternera, el pimentón y la cebolla se conjugan con la deliciosa salsa espesa que le acompaña y en cuyo plato no faltará el Knedliky, que le pone el toque sensacional a este plato tan exquisito.

goulash praga

Knedliky

Ya me habían dicho que quien visita Praga y no tiene la oportunidad de visitar una taberna se ha perdido de la mejor parte del viaje. Así que busqué un sitio acogedor para  probar las guarniciones propias de Praga con el estilo más casero posible.

El Knedliky es una guarnición bastante sencilla y son una especie de dumpling hechos con harina o pan que mezclan con papas y que cortan en rodajas. Sirven para reducir el impacto de sabores fuertes en cualquier plato.

Así que me dispuse a ir a un sitio más enraizado con los comensales locales el USlovanske Lipy que en mediodía ofrecen menús para los visitantes y probar así de los 10 platos que no puedes perderte en Praga.

Este sitio es muy barato y podrás degustar de los más esponjosos Knedliky que sirven en Praga. Están acompañados por platos tan emblemáticos como el Svickova famoso que probé y en donde mis dumplings de patata, como se les llama a los knedliky, fueron el acompañante perfecto.

Knedliky praga

Utopenec

Si bien es cierto que en la Plaza Wenceslao puedes comer todo tipo de salchichas y es una experiencia muy agradable, cuando fui a la calle Michalska entré al restaurante Blatnice para deleitarme con las deliciosas salchichas maceradas y rehogadas con cebolla frita y pimientos conocidas como utopnec fue una experiencia increíble.

Las Utopenec es uno de los 10 platos que no puedes perderte en Praga. La puedes conseguir en muchos restaurantes checos pero en Blatnice le dieron un sabor exquisito y tan exótico que me encantó. Tanto es así, que volví a repetir la experiencia para encontrarle todos los sabores que me atrajeron de este fantástico plato.

Utopenec

Bramborák

Las tortillas fritas a base de huevos, patatas y harina conocidas como Bramborak, cobraron un nuevo nivel cuando las degusté antes de entrar al Castillo de Praga. Hay muchos sitios donde puedes disfrutar de ellas.

Estas tortillas consideradas uno de los 10 platos que no puedes perderte en Praga son exquisitas por el toque de cebolla y el estofado de bacon que le colocan encima. Produjeron un efecto seductor que aún la mantiene en mi mente y las volvió un plato adictivo para mí y todo el que lo pruebe.

Bramborák

Smazeny syr

Me llamo mucha la atención que en la gran mayoría de pubs de la República Checa me ofrecían una entrada que se volvió muy común entre las ofertas el Samazeny syr. Pero no te alarmes, es algo tan sencillo como el queso frito tradicional de la zona y que finalmente acepté degustar.

Este exquisito tentempié, que es uno de los 10 platos que no puedes perderte en Praga, está hecho a base de queso Hermelin empanado con huevo, harina y pan rallado. Y aunque es un poco pesado de sabor, es delicioso acompañarlo de la salsa tártara que hizo que me gustara cada vez más conforme lo probaba.

Smazeny syr

Sopas

Los contrastes de sabor de la comida checa pude probarlos en las distintas sopas que forman parte de su exquisito menú de platos típicos. De esos 10 platos que no puedes perderte en Praga, porque ellas son el plato común por el frío invernal de la nación.

La mayoría de sopas que probé fueron a base de verduras  pero ninguna como las que probé en U Pivrnce. Porque además de acompañarlas con cerveza, el sabor de cada una de las sopas del día que ofrecen es una explosión de sabores única en su estilo.

Knuckle

Cuando visite Nové Mesto (Ciudad Nuvea), busqué un sitio con clase suficiente para degustar el  Knuckle, uno de los 10 platos que no puedes perderte en Praga. Me lo habían recomendado como uno de los mejores platos típicos de la República Checa y así llegue a las puertas de Ferdinanda y no me puedo arrepentir.

En Ferdinanda disfruté de este codillo de cerdo de más de 2 kilos tierno por dentro y crujiente por fuera y acompañado de unas patatas hervidas que le hacían perfecto juego.

Knuckle

Sopa Kulajda

Al dar una vuelta por Vratislavova, una de las zonas hoteleras de mayor relevancia en Praga  y de mayor tranquilidad  para pasear por sus calles, me encontré con un sitio espectacular: el Ukroka. Donde no solo degusté una de las mejores cervezas que he podido tomarme en mi vida, sino que probé la sopa Kulajda, uno de los 10 platos que no puedes perderte en Praga. Creedme que no se equivocaron al brindarme tan exquisita sugerencia.

Esta cremosa sopa típica de la República Checa es sencillamente deliciosa y en cada bocado disfruté de la cultura de la República Checa porque es un plato típico de la región. Está elaborada a base de puré de patatas, leche agria, setas y exquisitamente y enaltecido en fragancia con el eneldo. Fue una gustosa explosión de sabores en mi paladar que no me perdería volver a probar.

Kulajda

Prazska sunka

En la plaza vieja de Praga me crucé con muchos de los platos típicos en los comunes puestos callejeros. Todos ofrecen diferentes variaciones de esos platos que identifican la región preparados a la intemperie.

Ni el frío pudo frenarme y me decidí a probar el famoso Prazska sunka o Jamón de Praga asado. Lo mejor de todo fue que no solo me quede con la exquisita porción que degusté en el sitio, sino que pude llevarme conmigo una porción para continuar disfrutando de esta comida rápida que tanta demanda tiene entre los turistas.

Prazska sunka

Palacinky

El día que salí dispuesto a probar otro de los platos fuertes de la localidad, lo hice con mucho esfuerzo. Quería encontrar un sitio en donde probar los mejores postres del lugar y así degustar otro de los 10 platos que no puedes perderte en Praga.

Estos populares panqueques hechos a base de huevo, azúcar y vainilla son los más tradicionales platos dulces de Praga. Por ello pedí me lo sirvieran de la forma más tradicional posible con mermelada. No pude haber tomado mejor decisión, aún recuerdo cada uno de sus divinos sabores.

Palacinky

Cada uno de los 10 platos que no puedes perderte en Praga mantiene en ellos la esencia propia y los sabores típicos de la República Checa. Si tienes la oportunidad disfruta de cada uno de ellos, porque sin duda alguna será una experiencia increíble probar el sabor de una nación tan intensa.

5 (100%) 11 votes

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre aquí